Por favor espera...

Añadido al carrito de la compra

El producto se ha eliminado correctamente

Seguir comprando
Ver carrito & revisa
Cambiar idioma

El desarrollo de los analgésicos naturales

Muchas personas buscan analgésicos naturales, que tienden un puente entre la sabiduría de nuestro cuerpo y la analgesia.

Muchas personas buscan analgésicos naturales, que tienden un puente entre la sabiduría de nuestro cuerpo y la analgesia.

 

En 1986, el profesor Erminio Costa, un neurólogo de fama mundial, dio una conferencia interesante en Washington, titulada “seguir donde la naturaleza nos conduce”.

Costa deja claro cómo la naturaleza puede ser nuestra maestra en el desarrollo de nuevos medicamentos, como los analgésicos naturales. Costa destaca que debe haber una nueva manera innovadora de investigación, en que los pensamientos mono-causales deben ser rechazados. Esto se puede hacer siguiendo el principio de “donde la naturaleza nos lleva”, en que se hace uso de mecanismos de curación y analgésicos, que ya están presentes en nuestro cuerpo. Sólo tenemos que estimular esos mecanismos; nuestro cuerpo y la naturaleza se encargarán de lo demás. Por ejemplo dando sustancias que activan los propios mecanismos analgésicos naturales de nuestro cuerpo.

 

Analgésicos naturales: la naturaleza como maestra

La idea detrás de este modo de pensar es que en la naturaleza hay una serie de moléculas que a base de sus propiedades pueden restablecer el equilibrio en los sistemas biológicos descoyuntados. Sustancias que nuestro propio cuerpo produce. Sustancias con mecanismos de acción madurados por la naturaleza. No es de extrañar que estas moléculas naturales influyan en el equilibrio natural de nuestro cuerpo. El laboratorio de la naturaleza ha estado trabajando en esto durante millones de años. La industria farmacéutica está tratando de emularlo en 10 años. Por tanto, estas moléculas hacen más que sólo acallar el dolor. Estos analgésicos naturales logran mucho más en el cuerpo que los analgésicos desarrollados por la industria farmacéutica. Estos, en general, son analgésicos sintéticos que suprimen el dolor, desconectan la señal de alarma del cuerpo y no hacen nada en cuanto a la causa del dolor. Además, estos remedios causan una gran cantidad de efectos secundarios.

 

Analgésicos naturales de nuestro cuerpo

Nuestro propio cuerpo produce analgésicos naturales sí mismo. Estas sustancias son generadas especialmente en el cerebro en caso de dolor. Hay 2 grupos grandes de analgésicos, a saber, sustancias similares a opiáceos como endorfinas, y sustancias grasas que tienen funciones de señal especiales, como anandamida y 2-acilglicerol.

Mientras tanto, los científicos están buscando nuevos analgésicos naturales. Estos analgésicos naturales deben ser adecuados para ser tomado en forma de pastilla o cápsula. Por ejemplo, esto no es posible con las endorfinas, ya que esos analgésicos naturales se descomponen en el tracto gastrointestinal.

Sin embargo, hay sustancias del segundo grupo – las sustancias grasientas – que actualmente están siendo investigadas intensamente como analgésicos naturales.

Asimismo, la industria farmacéutica con todas sus fuerzas está buscando inhibidores enzimáticos, que frenarán la desintegración de analgésicos endógenos y naturales. El principal inconveniente de estos inhibidores enzimáticos es que a menudo son inhibidos sistemas de enzimas que son necesarios para otras funciones biológicas. Entonces, la inhibición enzimática química nunca es la manera en que se realizará la analgesia natural sin efectos secundarios.

 

La investigación sobre los analgésicos naturales

Siguiendo los pasos del profesor Erminio Costa y de la galardonada con el premio Nobel de Medicina, la profesora Rita Levi-Montalcini, JP Russell Science Global Ltd realiza investigaciones sobre analgésicos naturales sin efectos secundarios.